Verano 2013: Uruguay se prepara con precios accesibles

Sincategoria / La banda oriental presenta precios para casi todos los bolsillos. La clave: llevar dólares, euros o tarjetas de crédito y débito.
02.01.2013 | 15:27 Comentar    |    Facebook Twitter

Casa Pueblo, para ver el mundo con un prisma distinto
Por Martín Soler - Desde Uruguay
noticiasplatenses@gmail.com
@martinenlared

Uruguay se prepara con todo para recibir al turismo internacional en la temporada de verano 2013. Solo restan algunos detalles de infraestructura por terminar, pero las obras avanzan sin pausa. Sus playas tienen variedad de paisajes y precios. Salvo Punta del Este, el resto de la costa charrúa se muestra accesible al bolsillo medio de un trabajador argentino. Todo eso se combina con la generosa hospitalidad del pueblo celeste. Radiografía de un país hermano que apunta a recibir principalmente a brasileros y criollos. El dato: llevar dólares para un mejor rendimiento del dinero.

Pese a la pérdida de su línea aérea de bandera, Pluna, el gobierno uruguayo, rápido de reflejos, aplicó una serie de beneficios para los extranjeros que opten por ir a descansas a sus pintorescas playas.

Precios. A la hora de hablar de costos hay que establecer parámetros de referencia. Mientras el precio del dólar argentino ascienda a $4.90, en la otra orilla la divisa yanqui cotiza a 18.95 pesos uruguayos por unidad, aunque en las últimas semanas en el vecino país varios economistas pronosticaron un aumento. Para esta temporada cada peso argentino equivaldrá a 2.55 uruguayos.

Uno de los ítems en los que habrá que tener cuidado es en el combustible, que muestra precios más elevados que en Argentina. Mientras que un litro de nafta súper YPF en suelo argento se consigue a $6.036 (U$S 1.23) por litro, en la otra orilla la petrolera Ancap (una especie de YPF uruguayo) el litro de azul cotiza a Ur$ 37.7 (U$S 1.98) por litro. El combustible uruguayo es 75 centavos de dólar más caro por litro. Tomando como referencia un tanque de 40 litros de combustible, cargar en Uruguay cuesta U$S 30 más que en Argentina.

En el rubro gastronomía hay que trazar una línea divisoria. De un lado, Punta del Este, donde todo cuesta, mínimo, más de un 50 por ciento en dólares en relación al resto de los balnearios. Uno de los puntos de referencia para los argentinos es Piriápolis. Su tradicional “Rambla de los Argentinos” presenta variedad de precios al momento de programar una salida familiar o en pareja.

Sentarse a comer en un bar o restaurante implica erogar similar cantidad de dinero. Una comida para dos personas, con bebida y postre, oscila los 30 dólares (600 pesos uruguayos / 150 pesos argentinos). Las familias con niños pueden hacer uso de las variedades de promociones en minutas infantiles que incluyen plato principal con guarnición y botella de bebida sin alcohol. Sus costos, entre 10 y 18 dólares por niño, según el lugar.

A la hora de cargar el changuito en el supermercado, prácticamente no existen diferencias con el costo de la canasta alimentaria argentina. Una gaseosa de primera marca por 2.25L se puede conseguir por U$S 3 y ese valor trepa hasta U$S 6 en algún parador playero. El agua mineral por 2L oscila los dos dólares, mientras que la cerveza Pilsen por litro se obtiene a cambio de entre 2 y 3 dólares en la góndola, y de 6 a 8 dólares por botella en los bares. El mismo brebaje, acompañado con unas papas fritas mirando el atardecer playero se obtiene por unos 14 dólares promedio.

Todos estos precios se pueden mejorar si los destinos elegidos son balnearios menos concurridos y más pequeños, pero igual de encantadores como pueden ser Atlántida, Villa Argentina, Pinamar, Miramar, Playa del Este. Son pequeñas ciudades de pocos habitantes, que cuentan con los bienes y servicios básicos para apoyar el cuerpo en la arena y descargar las tensiones del año.

En materia de alojamiento, ir en auto tiene sus ventajas. Una cabaña equipada para seis personas con TV por cable, wi fi y media pensión, se consigue por U$S 180 diarios. Para esas opciones la localidad de Punta Ballena, en el departamento de Maldonado, cuenta con varios campings y posadas que incluyen hasta piscina. La desventaja es que están a más de 20 cuadras de la playa.

Alquilar una casa amplia en la mejor zona de Piriápolis para dos familias (sí, dos familias) implica erogar unos U$S 3.500 la quincena. De ese valor hacia abajo hay opciones para casi todos los bolsillos. Propiedades similares en balnearios menos concurridos, a pocos kilómetros de Punta del Este, se consiguen a mejor precio.

La mejor opción para que rinda en dinero es llevar dólares o euros, caso contrario ir con tarjetas de crédito y débito. El consumo tendrá un 15% de recargo pero se puede equilibrar con otros beneficios y bonificaciones del Estado uruguayo. Un consejo: antes de viajar, pasar por el banco emisor de la tarjeta a corroborar la internacionalidad de los plásticos para evitar sorpresas desagradables.

Estrategia. La conectividad terrestre de Uruguay está asegurada. Las rutas presentan en general un buen estado de transitabilidad. Los peajes cuestan 22 pesos argentinos (en el tramo Colonia – Punta del Este hay cuatro cabinas). Hay estaciones de Servicios, teléfonos de emergencia y se ve presencia de fuerzas de seguridad que dan sensación de seguridad vial.

Sin embargo la conectividad aérea no es la mejor. La caída de su línea aérea de bandera (Pluna) hizo que el país pierda varios destinos receptores de turistas. Ante este panorama el gobierno lanzó una serie de beneficios para los turistas. El objetivo: superar las cifras récord de la pasada temporada. Según cifras oficiales, el 58% de los tres millones de turistas que ingresaron el pasado año a Uruguay eran argentinos y el 14% brasileños.

Entre las medidas implementadas para esta temporada, se destacan la devolución del IVA en gastos de servicios turísticos pagados con tarjetas de crédito o débito emitidas en el exterior, el reintegro del 10,5 por ciento del precio de alquileres de inmuebles turísticos y la posibilidad de pagar en agencias de viajes en pesos argentinos la estadía en hoteles o casas de alquiler a la cotización oficial del dólar, con su correspondiente descuento en caso de pagar con tarjeta.

A su vez, los turistas podrán encontrar una canasta turística de productos genéricos a precio sostenido entre el 26 de diciembre y 31 de marzo, mientras que los vehículos con matrícula extranjera tendrán una bonificación de 25 dólares en su primera carga de combustible en Uruguay y un descuento del 28 por ciento en cargas de combustible en estaciones de servicios ubicadas sobre los puestos de frontera con Argentina. Además, los peajes se podrán pagar en dólares, reales, pesos argentinos o uruguayos.

Se sumará una extensión en las fronteras de los puntos de venta Tax Free con devolución del IVA a turistas. Los nuevos lugares serán Aeropuerto Internacional de Carrasco, Aeropuerto Laguna del Sauce, Puerto de Montevideo, Puerto de Colonia, Terminal de Arribos de Cruceros de Punta del Este, Puente Salto de Concordia, Puente Paysandú de Colón, Puente Fray Bentos y Puerto Unzué. Los productos que se podrán comercializar serán artículos de cuero o punto, prendas de vestir, alimentos, bebidas y artesanías, sin distinción de origen.

Por otra parte, habrá importantes beneficios para extranjeros en la venta de smartphones y equipos móviles de banda ancha de alta velocidad.

La meta de la temporada de verano 2013 es mantener el récord alcanzado el año anterior con la visita de 3 millones de turistas extranjeros, casi uno por habitante de Uruguay.